martes, 23 de febrero de 2016

ORGULLO Y PREJUICIO - Jane Austen



FICHA TÉCNICA

Título: Orgullo y Prejuicio 
Autor: Jane Austen
Editorial: Penguin Clásicos
Páginas:448

SINOPSIS

Con la llegada del rico y apuesto Mr. Darcy a su región, las vidas de los Bennet y sus cinco hijas se vuelven del revés. El orgullo y la distancia social, la astucia y la hipocresía, los malentendidos y los juicios apresurados abocan a sus personajes al escándalo y al dolor, pero también a la comprensión, el conocimiento y el amor verdadero



RESEÑA

La familia Bennet es una familia común en un pueblo común. O no, porque las cinco hermanas no pueden ser más distintas, y eso es una de las cosas que más me gusta del libro, los personajes tan diferentes y ricamente construidos de Jane Austen. Empezando por la familia Bennet: los padres no pueden ser más distintos entre sí, la Señora Bennet es cotilla, superficial, y corta de mente, por otro lado el Señor Bennet  es sarcástico, culto y mordaz, pero también distante con su familia - salvo con Lizzy, su favorita y no duda en declararlo más de una vez delante del resto de hijas. Critica a su mujer con frecuencia, y le encanta tomarle el pelo. Pese a todo debo confesar que el Señor Bennet me ha hecho reír a carcajada limpia, y me ha encantado sus comentarios jocosos respecto a su familia, aunque también ha habido momentos que he estado en desacuerdo con él. Las hijas, son tan distintas entre sí, que no te puedes creer que sean de los mismos padres: Jane – la mayor - es dulce y buena, incapaz de ver la maldad en nadie. También es sumamente tímida, y esto le traerá algún que otro problema. Por otro lado está Lizzy, perspicaz, astuta, y desconfiada, una auténtica divergente en la sociedad del momento. Es sobreprotectora con los suyos, brutalmente sincera y fiel a sus principios, incapaz de aceptar a un hombre simplemente porque su familia lo dicte. Pero también es compleja, se deja llevar por sus emociones, su orgullo y sus prejuicios.

Mary obsesionada con cultivar la mente y con demostrar sus habilidades a la primera de cambio, pasa desapercibida en casa debido a las personalidades más destacadas de sus hermanas. Y por último las dos pequeñas, Lydia y Cathy, siguiendo la última siempre a Lydia, la cual es inconsciente, superficial y atolondrada. Afectando además los actos de Lydia a las vidas del resto de su familia.

Y luego están los chicos nuevos de la ciudad, el señor Bingley, sus hermanas y su cuñado, y por supuesto el señor Darcy, que acostumbrados a la vida de la gran ciudad llegan al campo y se ven envueltos en todos los cotilleos. Cada cual acorde a su personalidad enfrentan esta nueva vida, con mayor o menor desagrado… salvo el señor Bingley, que está entusiasmado con la gente nueva que conoce, y en particular con cierta hermana Bennet. 

El señor Darcy… al principio lo odias, luego te enternece, luego vuelves a odiarlo, luego te sorprende… y así con esa dinámica acabas enamorándote por completo de él. Solo puede decir que las apariencias engañan, y que nos dejamos llevar por ellas en exceso, como bien hacen los personajes de la novela. No pienso profundizar más en él porque parte importante de la trama reside en ir descubriendo a cada personaje, su mundo interior, su pasado y sobre todo el por qué de sus acciones. Son personajes imperfectos, y eso en mi opinión es precisamente lo que los hace perfectos.

Personalmente debo decir que no he encontrado ese problema en la trama que algunos suelen atribuir a esta autora: la lentitud de la trama. No sé en otras obras de Austen porque aún no he tenido el placer de leer otra, pero debo diferir de ellos, en mi caso me ha parecido un buen ritmo y aunque las descripciones son completas, creo que te hacen meterte de lleno en la historia.

Personalmente se ha convertido en mi novela favorita, me la leí en prácticamente nada de tiempo, y Lizzy me parece un personaje increíble y un auténtico ejemplo.

Puntuación: 5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada