Sobre mí

Érase una vez una niña perdida,
que jugaba con los indios,
peleaba con piratas  y nadaba con sirenas.
Que buscaba su sombra y creía en las hadas...

Érase una vez una bruja,
que estudiaba en un gran castillo,
aprendía hechizos y luchaba por sus amigos.
Que descubría cámaras secretas y piedras filosofales,
que no todos las serpientes son malas ni los criminales culpables,
que batallaba contra un hombre que ansiaba ser inmortal
pero que había perdido todo rastro de humanidad...

Érase una vez una falsa Alicia,
que tomaba el té con sombrereros y liebres,
que atravesaba espejos, y huía de reinas de corazones.
Que perseguía conejos que nunca tenían tiempo,
a través de madrigueras interminables...

Érase una vez un hada, que se creía actriz de teatro,
una niña que llegaba a otro mundo a través de un armario,
una científica que creaba una gran criatura,
una joven acechada por un vampiro en busca de su amor reencarnado,
una loba que corría a través de los bosques con su manada,
una adolescente que podía convertirse en animales,

Érase una vez una niña que leía en cualquier parte, en cualquier momento,
 sola o acompañada, nada la impedía concentrarse y en sus libros adentrarse.
Que tenía abiertos varios libros a su alrededor y los consultaba
para de ningún detalle olvidarse.

Érase una vez una agente secreto, que vivía varias vidas, una como lectora, y otra como personaje
de los mundos e historias que cada libros le mostraba, que guardaba en su interior siempre un recuerdo de cada cuento, de cada saga, de cada página...

Érase una devoralibros, que creció,
pero no dejó jamás de leer,
no abandonó a sus amigos literarios,
no dejó de ir a tomar el té,
de volar con polvo de hadas,
no olvidó sus hechizos
ni tampoco quién era.

Porque cada libro, cada historia, dejaron siempre huella en aquella niña,
y aunque las temáticas cambiaron,
aunque su vida se volvió más complicada,
aunque aparecieron nuevos hobbies y prácticas... no importa,
porque aún cuando cierra los ojos sigue soñando
y ve de nuevo a esos personajes que por siempre la marcaron
juega en los bosques, se enamora, pinta rosas con una brocha,
forma parte de ejércitos clandestinos que luchan contra las fuerzas oscuras,
pero sobre todo lee, reflexiona, incluso se ha animado no sólo a escribir sus propios relatos,
sino a también crear su propio blog literario.

En este pequeño refugio,
compartiré con vosotros parte de los mundos que he descubierto,
de las historias que vaya leyendo, haré reseñas
os hablaré clara y sin tapujos,
opinaré tanto objetiva como subjetivamente,
os haré tops literarios e incluso quien sabe, quizá caiga algún tag,
Y por supuesto os animaré a dar vuestra opinión e incluso a rebatirme
y, por supuesto, a aconsejarme, porque no pienso ser yo la única que hable.

Espero que juntos, formemos nuestra propia historia.

Se despide,

Una devoralibros.

3 comentarios: